Hotel Plaza ****, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Inicio > Hoteles en La Habana Vieja > Hotel Plaza

Dirección: Calle Ignacio Agramonte No. 267, La Habana Vieja

El edificio que acoge el Hotel Plaza fue primero hogar de una acaudalada familia cubana, y posteriormente sirvió de redacción para el influyente periódico el Diario De La Marina, que en las postrimerías del siglo XIX fue atacado por una violenta turba anti española en tiempos de la colonia. El hotel celebrará pronto sus 100 años de actividad, y como muchos otros inmuebles de la Habana, tiene muchas historias que contar.

El colorido piso original del lugar da la bienvenida a los recién llegados, bajo un techo de bajo relieves recién reparados, sostenido por columnas blancas. Este impresionante diseño rodea un agradable lobby bar de grandes dimensiones, donde la luz penetra a través de los vitrales de los tragaluces hacia la fuente del centro y las jardineras. De hecho, la decoración en esta planta es tan impresionante que luego resulta un poco decepcionante subir a los salones superiores, donde las baldosas del piso son modernas.

A sólo una manzana del Prado, un extenso paseo de la Habana Vieja que se extiende bajo la sombra del copioso follaje de sus árboles, se encuentra el Hotel Plaza, en una ubicación privilegiada, pues es un excelente punto de partida para explorar esta parte de la ciudad. El Capitolio y el Gran Teatro de la Habana están prácticamente al cruzar la calle, y la calle Obispo (a sólo unas cuadras) le llevarán hasta el corazón del casco histórico de la ciudad.

Las habitaciones en el Plaza son espaciosas y sobrias, y cierto número de ellas están dotadas de balcón privado. Sin embargo, si lo que usted busca es una hermosa vista, entonces el lugar indicado es el Bar Solarium, en la azotea del hotel, especialmente si desea tener una vista exclusiva del impresionante Edificio Bacardí. Otro de los espacios íntimos del hotel es el patio interior en el segundo piso, ideal para disfrutar de un té al atardecer.

Cualquiera de estos lugares ofrece un merecido respiro del bullicio de La Habana y resulta magnífico para cargar las pilas antes de salir a una nueva excursión.

Posee también un salón de reuniones ejecutivas, situado en el quinto piso, con capacidad para 80 personas y medios tecnológicos, como un proyector de vídeo. También cuenta con una casa de cambio de moneda, un torcedor profesional de tabacos que confecciona pedidos a la orden junto al lobby bar, y clases de baile que se ofrecen diariamente a los huéspedes gratuitamente.

El Plaza irradia una tenue grandeza que hace posible imaginar a Albert Einstein y Babe Ruth (antiguos huéspedes acá) caminando por los pasillos.

Reserva este Hotel ahora – Comprobar Precios y Disponibilidad

Instalaciones del Hotel

Bar en el lobby – Bar – Restaurante Buffet – Restaurante a la Carta – Tienda – Galeria – Parqueo – Solario – Buro de Turismo – Renta de autos – Niñera – Cambio de Monedas – Acceso a Internet desde el lobby – Salon de Conferencias – Taxi

Información de la Habitación

Aire Acondicionado – Telefono – TV Satelite – Caja de Seguridad – Servicio de Habitaciones – Secador de Pelo – Minibar – Baño Privado – Camas cameras – Electricidad 110V/60Hz – Agua Fria y Caliente

Guia de La Habana Vieja

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982, La Habana Vieja es el centro urbano histórico mejor conservado de América. A pesar de ser el corazón de una metrópoli con más de dos millones de habitantes, La Habana alberga una interesante mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos, así como un conjunto homogéneo de casas coloniales con arcadas, balcones, rejas de hierro forjado y patios interiores. Si estás pensando en tomar un vuelo a La Habana próximamente, no dudes en visitar nuestra selección de lugares imprescindibles. ¿Vamos?.

La concurrida calle Obispo fue diseñada en 1519, sólo cuatro años después de la fundación de La Habana y es una de las zonas más comerciales de la ciudad. La Plaza de la Catedral es uno de los sitios más bellos de La Habana Vieja, en el que además de la catedral, hay varios palacios elegantes, que una vez alojaron a los aristócratas y comerciantes más poderosos de la ciudad. La Plaza de Armas fue trazada poco después de la fundación de la ciudad y está presidida por la estatua del patriota cubano de Manuel de Céspedes.

El Palacio de los Capitanes Generales es una de las obras más representativas de la arquitectura barroca en Latinoamérica y desde 1968 alberga el Museo de la Ciudad. El majestuoso Palacio del Segundo Cabo fue construido entre 1772 y 1790 como residencia de la mano derecha del Capitán General de Cuba y hoy acoge el Instituto Cubano del Libro. El Castillo de la Real Fuerza es una de las fortalezas más antiguas de América y es sede del Museo de la Navegación, donde se muestra La Giraldilla. El Templete es un pequeño templo de estilo neoclásico construido en 1828 en el lugar donde en noviembre de 1519 se celebró (bajo la sombra de una ceiba) la primera misa en La Habana. El Museo Colonial está situado en una elegante mansión construida en 1720 por orden del capitán general de Cuba Don Luis Chacón. Su sencilla estructura de dos plantas, es un magnífico ejemplo de las casas tradicionales de los comerciantes de la época colonial.

Tags: , , , , , , ,


Sobre el autor



Volver arriba ↑