Hotel Deauville ***, Centro Habana, La Habana, Cuba

Inicio > Hoteles en Centro Habana > Hotel Deauville

Dirección: Calle Galiano y Malecón, Centro Habana

Situado frente al Malecón habanero, y justo al lado de las calles de Galiano y San Lázaro, el Deauville posee una maravillosa ubicación con vistas al mar y al Castillo de los Tres Reyes del Morro, fortaleza construida por los españoles en la entrada de la Bahía de La Habana.

Desde el Deauville, los visitantes pueden llegar rápidamente a los barrios coloniales y modernos de la capital cubana. Cada una de las cómodas habitaciones tiene una terraza, con vistas hacia el mar o La Habana Vieja. Además, cuenta con una piscina en la azotea, la cual es un sitio muy popular.

El exterior y las habitaciones del Hotel Deauville fueron totalmente renovadas en 2011. En el primer piso se encuentra el “Costa Norte”, un restaurante elegante con mesas mirando al mar.

La piscina en la azotea es un oasis de calma y posee vistas maravillosas del mar y de Centro Habana.

La instalación es considerada como la mejor opción para aquellos visitantes que aspiran a explorar y conocer a fondo las peculiaridades de la capital, que acumula sobre sus espaldas una historia que supera ya los cuatro siglos.

Reserva este Hotel ahora – Comprobar Precios y Disponibilidad

Instalaciones del Hotel

Bar – Parqueo – Servicios Medicos – Buro de Turismo – Piscina – Elevadores – Salon de Conferencias – Restaurante

Información de la Habitación

Aire Acondicionado – Telefono – TV Satelite – Baño Privado – Camas cameras – Electricidad 110V/60Hz – Agua Fria y Caliente

Guia de Centro Habana

Situada entre La Habana Vieja y El Vedado, Centro Habana es una zona con un fascinante carácter propio. Sus concurridas calles están llenas de vida y actividad y son el mejor lugar para disfrutar de la esencia de la ciudad, y descubrir La Habana en estado puro.

Ningún viaje a La Habana está completo sin un paseo por El Malecón. Es una de las avenidas más auténticas de la ciudad y el punto de encuentro al aire libre de miles de habaneros. Un gran teatro al aire libre donde los vecinos acuden a saludarse, debatir o tomar algo. Entre Reina y Belascoaín, alejada de las rutas turísticas, se encuentra la Iglesia del Sagrado Corazón, un impresionante templo neogótico construido en mármol blanco entre 1914 y 1923.

A principios del siglo XX, unos 250.000 chinos residían en las 10 manzanas que componían el Barrio Chino de La Habana. En la actualidad, solo una pequeña porción del Barrio Chino está habitado por sus descendientes. La zona más animada es la estrecha calle Cuchillo y sus calles aledañas (Zanja, Rayo, San Nicolás y Dragones).

Galiano (oficialmente Avenida de Italia) fue durante las primeras décadas del siglo XX la calle más cosmopolita y comercial de La Habana y la esquina de San Rafael y Galiano era identificada como el corazón de la ciudad.

Visitar La Habana y no pasear por el Prado, sería como visitar París y no ver la Torre Eiffel. La idea original era crear un bulevar de estilo europeo, tan espléndido como los que se encontraban de París o Barcelona, de ahí que el Paseo del Prado recuerde a Las Ramblas de Barcelona.

Justo detrás del Capitolio se encuentra la Real Fábrica de Tabacos Partagás, la mas antigua de La Habana y la mayor exportadora de Cuba. En ella trabajan más de 400 cigarreros y cigarreras que producen anualmente más de 5 millones de puros para las principales marcas del país, como Montecristo o Cohíba.

Tags: , , , , , , ,


Sobre el autor



Volver arriba ↑